Invertir en I+D, mucho más rentable que pagar impuestos

impuestos, i+d

Es evidente que no se le pueden poner puertas al campo, y que ante subidas generalizadas de impuestos y el monstruo de la inflación, cualquier capital que pueda huirá al lugar dónde esté más seguro.

Bajo este pretexto, lo que es una obviedad es que en este nuevo mundo globalizado, algunas multinacionales mediante estrategias fiscales, financieras y legislativas cuánto menos sospechosas han conseguido unas ventajas que les han permitido mejorar, sacar grandes avances a costa de entre otras muchas cosas, pagar menos impuestos que el resto. La globalización ha modificado la estructura social y económica de la sociedad (occidente ya no es el único mercado del mundo). Sin embargo estas empresas multinacionales (sobre todo aquellas que operan en internet) han aprovechado todas las cosas buenas que tenía la globalización para literalmente “forrarse” a costa del resto.

Ya saben ustedes, “tonto el último”.

Huir del atraco es una ventaja competitiva

Debido a las prácticas de muchas multinacionales que han aprovechado la globalización para saltarse legalmente las normas, nos encontramos muchas paradojas interesantes en el ámbito económico y político que nos afectan a todos. Y es todavía más claro entre las multinacionales que operan en internet. Pero como decía antes, si sabes que vamos a ser atracados sistemáticamente, lo natural es huir. Y si tu huyes, y el resto no, tienes una ventaja competitiva muy clara.

Pérdida de capacidad legislativa de los organismos oficiales

La globalización ha quitado poder a Estado y los organismos laborales (sindicatos…) para robar a aquellos que pueden huir de su control, su ineficaz legislación y regulación de las politicas laborales, impositivas, sociales y económicas. Esto se debe fundamentalmente a:

1º ) Su respuesta es local frente a una economía globalizada

2º ) En ocasiones las multinacionales tienen tanto dinero que pueden “chantajear con la carta de salida” (no tienen poder de regulación, ni de legislación de las condiciones laborales, pero la amenaza de llevarse el negocio a otro país hace que los estados rebajen el precio, y las condiciones de trabajo del trabajador) .

De aquí se derivan efectos como la deslocalización de la empresa y la externalización; que genera en los países la acción de atraer la inversión directa extranjera (IDE); en el caso de los países en desarrollo se compite por ello, lo que implica una reducción de los estándares internacionales  relacionados con sueldos, horas de trabajo, vacaciones, seguros… Esto genera dos problemas importantes:  La producción no da beneficios al país, porque los beneficios se trasladan a otro estado y además los trabajadores pierden muchos derechos.

Es por eso que en ciertos países como Alemania, Francia e Inglaterra se han tomado más en serio este problema y han intentado obligar a estas multinacionales a no evadir impuestos si operan en el país. Italia incluso estuvo a punto de sacar el impuesto “google” cosa que finalmente no ha podido hacer. Otros ejemplos de que los países intentan pelear contra la ingeniería fiscal que tienen estas multinacionales son:

Sin embargo gracias a una ingeniería fiscal y a la inteligencia de países atractores de capital como pueden ser Suiza o Luxemburgo, dichas empresas acaban haciendo lo que muchas no pueden y se permiten el lujo de dedicar el dinero destinado a impuestos a otros menesteres más productivos para sus intereses.

Reducción de los pagos impositivos de las multinacionales

Debido a la libre movilización de capitales (las multinacionales se llevan los beneficios a los paraísos fiscales y declaran pérdidas en los países donde opera)

Estos casos suponen para la gran mayoría de empresas (prácticamente la totalidad de las Pymes, y muy concretamente las startups) una desventaja enorme porque quien paga los impuestos debe hacer frente a un pago más, a un doble rasero en materia fiscal. ¿Cómo se puede entender que la multinacional Google  tributase en España por tan sólo 33.000€ durante el ejercicio 2012-2013?

Dilución de responsabilidad de las empresas multinacionales

Las empresas multinacionales diluyen la responsabilidad de su empresa principal con la creación de filiales y similares, o bien creando empresas en paraísos fiscales.

Estos son sólo algunos de los problemas que tiene la globalización, sin embargo y a falta de una regulación supranacional que ayude efectivamente a paliar estos efectos se han adoptado otras medidas efectivas de presión como el activismo o la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que aunque muchas veces son puro teatro de cara a la galería, en ocasiones si se ven marcas que creen en ello.

La paradoja de todo esto es que muchos estados en lugar de bajar impuestos a todas las empresas y favorecer la economía, acaban subiendo impuestos precisamente a aquellos que no pueden huir, dando exenciones, apoyando y legislando precisamente para las empresas que si tienen la capacidad de huir: las corporativas, generando con ello el caldo de cultivo perfecto para tener un mercado infracompetitivo en un mundo globalizado.

Makertan